Abrir
El Espíritu Santo: Fuente de vida
Viernes, 18 de Junio de 2010 14:53    PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

Espíritu SantoLos invito para que cada jefe de familia consagre a todos los que Dios les ha confiado al Espíritu Santo.  Igual cada uno en lo personal haga esa consagración de su vida al Espíritu de Dios. De manera muy especial los jóvenes, ábranle su corazón al Espíritu Santo. El será quien los conduzca por el camino del bien y cuide sus vidas del acecho del mal.

 

 

 

La humanidad siempre ha buscado prolongar la existencia hasta el infinito, y así a inventado el mito de la fuente de la eterna juventud. Mas la experiencia nos confronta con la realidad: nuestra vida es finita y mensurable.

Desde la fe encontramos otra perspectiva: es factible y realizable la Vida Eterna. Jesús nuestro Señor así nos lo dice:”El que cree en mí, aunque muera vivirá; y todo el que vive y cree en mí, no morirá para siempre” (Jn. 11,25-26). Es que Jesús es la Vida verdadera; y de él brota la fuente que nos vivifica siempre: el Espíritu Santo. Para el cristiano el Espíritu Santo es la tercera Persona de nuestro Dios Uno y a la vez Trinidad, a quien invocamos cuando recitamos: “Gloria al Padre, y al Hijo y al Espíritu Santo”.

Jesús nos revela al Espíritu Santo: “Cuando venga el Paráclito, que Yo les enviaré de parte del Padre, el Espíritu de la verdad, que procede del Padre, él dará testimonio de mí” (Jn, 15m26).

Es el Espíritu Santo que se derramó, día de Pentecostés (Hech. 2, 1-4), en los apóstoles y discípulos, así como María, quienes estaban reunidos en el Cenáculo, en oración constante, por indicación del mismo  Jesús: (Lc. 24, 49).

Desde entonces el Espíritu Santo es la fuente de la vida del cristiano en  y de la Iglesia como comunidad de los creyentes en Cristo. Es el alma de la Iglesia,  es quien la anima, la conduce y la sostiene. El Espíritu Santo es quien consuela, ilumina, acompaña y defiende al cristiano. Nada podemos sin el Espíritu Santo.

Los invito para que cada jefe de familia consagre a todos los que Dios les ha confiado al Espíritu Santo.  Igual cada uno en lo personal haga esa consagración de su vida al Espíritu de Dios. De manera muy especial los jóvenes, ábranle su corazón al Espíritu Santo. El será quien los conduzca por el camino del bien y cuide sus vidas del acecho del mal.

Un ser CONSAGRADO es aquel a quien Dios llama y él mismo escoge para hacerlo suyo.

La consagración al Espíritu Santo consiste, entonces, en abrir el propio corazón para que Jesús infunda en mí, en mi Patria, en la Iglesia entera y en todo el mundo, su Espíritu Santo, para que sea este Espíritu quien reine en mí, y en mi familia, quien me conduzca por los senderos de la fe, quien me haga agradable a Dios, quien cambie mi corazón, quien me haga vivir como cristiano auténtico y fiel, y, al final de mi vida, quien me resucite como a Jesús para vivir y gozar de Dios por toda la eternidad.

¿Y cómo hacer para recibir el Don de Dios, que es el Espíritu Santo, y vivir bajo su dirección? El camino es fácil y Jesús ya nos lo ha preparado: Solo necesitamos suplicarle humilde e insistentemente a Jesús, que lo que hizo sobre los Apóstoles el día de Pentecostés, lo haga “hoy y aquí” sobre mí, mi familia, mi Iglesia y mi Patria.. ¡Y Jesús, que está lleno de gloria y de poder a la diestra del Padre, nos lo concederá en abundancia, porque él es nuestro intercesor y nuestro Sumo Sacerdote.  (Antes de hacer esta Oración de Consagración, busca el mejor momento y lugar y pon tu vida entera ante Dios pidiéndole perdone toda ofensa, todo pecado con que lo hayas ofendido).

“¡Oh, Espíritu Santo!, recibe la consagración perfecta y absoluta de todo mi ser. dígnate ser en adelante, en cada uno de los instantes de mi vida y en cada una de mis acciones: mi director, mi luz, mi guía, mi fuerza y todo el amor de mi corazón. Yo me abandono sin reserva a tus operaciones divinas y quiero ser siempre dócil a tus inspiraciones.

¡Oh,  Espíritu Santo!, transfórmame, con María, en Cristo Jesús, para gloria del Padre y salvación del mundo. Amen.”

Comparte éste artículo en tus redes sociales:

Bookmark and Share

 

Actualizado ( Viernes, 18 de Junio de 2010 14:58 )